Home.

Ante los ojos modernos, el Donatismo se erige como una curiosa convergencia de distintos factores que desembocaron en una visión bien definida, y contrapuesta a la ortodoxia católica, tal como era entendida en el s. IV de nuestra era.

El interés que sigue despertando el estudio de esta época radica sobre todo en la verificación de distintos elementos que por sí solos no hubiesen ocasionado mayores problemas al avance del cristianismo católico en la parte norte de África, y que tampoco suponía una amenaza frontal al imperio romano.

No obstante, la avalancha de sucesos que se presentaron en el transcurso de las persecuciones, la abjuración de mártires fallidos y la cuestionada validez del sacramento que esos mismos ‘traditores’ seguían ofreciendo al pueblo, iban en franca negación de lo que era el cristianismo como tal -al menos, ese era el parecer de la feligresía y el clero de algunas de las provincias recientemente convertidas-.

El factor político operaba en un primer momento teniendo un obstáculo nada despreciable: la lejanía geográfica. Las provincias africanas constituían una parte esencial del imperio, y era necesario mantenerlas sujetas y bien vigiladas en todo momento. Y la cuestión de la validez del sacramento minaba gravemente la figura de la iglesia católico-romana y del papado -en cuanto celoso vigilante de la ortodoxia-, obligando a resguardar la tradición por sobre todas las cosas y permitiendo al mismo tiempo mantener una dirección definida, mientras pretendía alcanzar y garantizar la unidad de las distintas regiones geográficas donde el cristianismo católico-romano iba sentando sus reales.

Estas son, a grandes rasgos, las razones de la existencia de este sitio: el interés de rescatar y ofrecer un acceso rápido a algunos documentos que ayuden al investigador interesado en esta época específica, sirviendo además de apoyo a mi estudio personal de esta corriente y su principal representante y fundador: Donatus Casae Nigrae.

Sea bienvenido.

Francisco Arriaga.
México, Frontera Norte.
27 de Noviembre de 2009.

Print Friendly, PDF & Email