About.

Debo a Simitrio Quezada y a los excelentes amigos del grupo de Patrología que se me haya bautizado como ‘Patrólogo’.

Apuntaré que, muy a mi pesar, no lo soy.

Me emociona la Patrología, los escritos de algunos Padres como Boecio y el Venerable Beda, amén de minucias que me atrajeron desde mis días de estudiante de humanidades.

Lo que me alienta, y me empuja para mantener pequeños sitios como este, es precisamente el interés que sigue despertando ese campo en mi ser, y también el conocer y haber experimentado la desesperación, la fatiga, el cansancio y desazón de buscar un libro o una referencia en la web y no encontrar sino después de un sinfín de desvelos, una débil respuesta a los empeños vertidos en esa labor de paciente diligencia.

Mi trabajo o profesión poco tiene que ver con las humanidades, ni qué decir respecto a la Patrología. Pero mi trabajo o profesión es eso: lo que me da de comer y permite seguir sacando adelante a la familia. Lo que es mi vocación, es decir, lo que nutre mi alma y mi espíritu es esto: el gusto por los escritos de los Padres, el gusto de la música, de la literatura, de la historia.

Es por eso que este sitio puede ser visto más como una página de tipo personal, bitácora caprichosa, que como una árida presentación escolar de conocimientos, citas, materiales o fuentes de estudio.

Espero que su paso por este sitio sea por lo menos placentero. Puede escribirme a la siguiente dirección de correo: me dará gusto contestar cualquier observación que se me haga.

Gracias por su visita.

Francisco Arriaga.

Print Friendly, PDF & Email